Nuestra institución


La Fundación ARU es una organización sin fines de lucro, independiente y plural que desarrolla investigación para las políticas públicas con el compromiso de producir y promover investigación aplicada de alta calidad a partir de herramientas globales, orientadas a informar e influir en el debate sobre políticas públicas a partir de evidencia científica.


Misión y visión


Es misión de la Fundación Aru fortalecer la investigación aplicada y promover la formación orientada a la investigación en Bolivia.
Fundación ARU tiene la visión de contribuir a la construcción de una sociedad más inclusiva, cohesionada, con igualdad de oportunidades a partir de políticas públicas más efectivas.


Historia


En 2006 nació la idea de instituir un proyecto encaminado a robustecer la investigación aplicada de alta calidad y promueva la formación investigativa e innovadora entre jóvenes profesionales. En fecha 31 de Agosto de 2007 se fundó una institución sin fines de lucro bajo la denominación de "Fundación Aru", vocablo aymara que significa palabra o voz. En los primeros años de actividad, la producción investigativa estuvo concentrada en dos áreas, organizadas bajo dos grupos: el Grupo de Economía Política (GEP) y el de Monitoreo y Evaluación (GEM); luego se conformaron los grupos de Modelación Macroeconómica (GMM) y el de Energía y Desarrollo (GED). En 2010, la Fundación Aru fue seleccionada, junto a otras 49 instituciones del mundo, como beneficiaria de la Iniciativa Think Tank (TTI), que fortaleció a los centros de pensamiento e impulsó la producción investigativa de alta calidad.

ARU concentró su trabajo en la generación de datos de alta calidad dados los problemas identificados con las fuentes disponibles promoviendo iniciativas como la Red Boliviana de Microdatos y Encuestas (RBME), la plataforma virtual DATUM y otros proyectos orientados al diseño y recolección de datos dirigidos por la Unidad de Datos de la Fundación Aru. En el área de investigación, destacan iniciativas como el Taller de Investigación Aplicada (TIA), la participación en la Red de Desigualdad y Pobreza (NIP), el 1er. Concurso Anual de Investigación Aplicada, los Encuentros Basados en Evidencia (EBE) y los recientes Diálogos Basados en Evidencia (DBE) lograron incorporar el concepto de políticas públicas basadas en evidencia en el contexto nacional.


La Fundación Aru produjo evidencia confiable en temas de pobreza y desigualdad, mercado laboral e ingresos, así como proporcionó insumos para el diseño de políticas públicas a través de evaluaciones de impacto de programas en educación, empleo, crédito, transferencias monetarias y otras. En los últimos años, ARU amplió su agenda a temáticas como el análisis de migraciones, trata y tráfico de personas, formación técnica profesional, brechas de género, desarrollo productivo y rural, reformas judiciales y consolidación democrática.


Estrategia


  • Estándares de investigación aplicada de alta calidad
ARU adoptó una estrategia para asegurar la calidad de sus investigaciones que se basa en tres pilares.
El primer pilar se refiere al uso cuidadoso de fuentes oficiales y al levantamiento de datos confiables. El segundo pilar consiste en identificar exhaustivamente los problemas económicos y sociales de los hogares a partir de evidencia cuantitativa y cualitativa para proyectar políticas encaminadas a solucionarlos. En particular la evaluación considera metodologías rigurosas que incluyen alcance, impactos, costos, efectividad, equidad y efectos adversos no planificados. El tercer pilar consiste en la formación y actualización continua a jóvenes investigadores e investigadoras en cada fase del proceso investigativo.

  • Promoviendo la formulación de políticas públicas basadas en evidencia
Cuando las políticas están basadas en un entendimiento sólido de los problemas, tienden a ser más efectivas. La producción de investigación proporciona la evidencia para definir problemas de política pública, evitando conclusiones pre- concebidas. Muchos resultados de la investigación pueden convertirse en conocimiento convencional de manera gradual y, a largo plazo, contribuyen a formar buenas decisiones en política pública. Producir y difundir investigaciones pueden facilitar el debate político y se pueden diseñar mejores políticas públicas y decisiones más acertadas para mejorar la vida de las personas. ARU elabora documentos de investigación y reportes de consultoría como medios de influencia por medio de la creación de redes y la construcción de relaciones institucionales a largo plazo con actores políticos, sociedad civil y comunidad de donantes.

Facebook
Twitter