Nuestra institución

La Fundación Aru es un instituto de investigación de políticas públicas sin fines de lucro, independiente y plural. Su compromiso es producir y promover investigación local aplicada de alta calidad a partir de herramientas globales, que permita informar e influir en el debate sobre políticas públicas para incentivar la decisión en políticas públicas a partir de la evidencia científica.

Creemos que las políticas más efectivas - aquellas que fomentan sociedades más vibrantes, sanas y cohesionadas y proporcionan oportunidades a las personas para construir mejores vidas - están basadas en el entendimiento de las realidades locales.

Misión y visión

La Misión de la Fundación Aru es producir y promover investigación local aplicada de alta calidad a partir de herramientas globales, que permita informar e influir en el debate sobre políticas públicas para incentivar la decisión en políticas públicas a partir de la evidencia científica.

La Visión de la Fundación Aru es concurrir a la construcción de una sociedad vibrante, sana y cohesionada con oportunidades proporcionadas a las personas para que erijan mejores vidas a partir de las políticas más efectivas basadas en evidencia.

Historia

El año 2006, nace la idea de instituir un proyecto encaminado a robustecer la investigación aplicada de alta calidad promoviendo la formación investigativa e innovadora entre jóvenes talentos. Es así como el 31 de Agosto de 2007, se funda una institución sin fines de lucro bajo la denominación de "Fundación Aru", vocablo aymara que significa palabra o voz. En los primeros años de actividad, la producción investigativa estuvo concentrada en dos grandes grupos con agendas propias, el Grupo de Economía Política (GEP) y el Grupo de Monitoreo y Evaluación (GEM), para después ampliarla al Grupo de Modelación Macroeconómica (GMM) y al Grupo de Energía y Desarrollo (GED). El año 2010, la Fundación Aru es seleccionada junto a otras 49 instituciones del mundo como beneficiaria de la Inciativa Think Tank (TTI), detonante del fortalecimiento institucional para convertir a la institución en una impulsora de cambio, orientando la producción investigativa de alta calidad a la formulación de políticas públicas basadas en evidencia.

Durante los siguientes años de trabajo, la Fundación Aru ha tropezado con diferentes problemas, de los que destaca la falta de insumos necesarios para producir investigación de alta calidad como son los datos de calidad, que la Fundación, en respuesta ha promovido generar a través de iniciativas como la Red Boliviana de Microdatos y Encuestas (RBME), la plataforma virtual DATUM y varios proyectos exitosos afincados en el diseño y recolección de datos dirigidos por la Unidad de Datos de la Fundación Aru, logrando asentarse como una referencia a nivel nacional en recolección de datos y en el diseño de evaluaciones de política pública. En el área de producción de investigación, iniciativas como el Taller de Investigación Aplicada (TIA) o la participación en la Red de Desigualdad y Pobreza (NIP), han instalado espacios de discusión que incrementan y velan por la calidad de la investigación producida. Suman además iniciativas exitosas como el I Concurso Anual de Investigación Aplicada en temas relevantes para Bolivia promotor de la producción de investigación local aplicada de alta calidad.

En la senda por promover políticas públicas basadas en evidencia, la construcción de espacios de discusión sobre la relevancia para la política pública de la evidencia producida por la investigación rigurosa, como es la iniciativa de los Encuentros Basados en Evidencia, ha logrado incorporar el concepto de políticas públicas basadas en evidencia dentro del contexto nacional.

Actualmente el Grupo de Monitoreo y Evaluación ha contribuido con importantes documentos de investigación produciendo evidencia confiable en temas de pobreza y desigualdad principalmente, e insumos para el diseño de política pública a través de evaluaciones de política pública a los principales programas sociales de educación, mercado laboral, y crédito productivo individual, entre otros en el país. La agenda estructural responde por tanto a los problemas constitutivos del país, que en la perspectiva inmediata busca incurrir en temas de uso de tiempo y género, educación y democracia y a corto y mediano plazo tentará converger en trabajos de colaboración entre países pares de bajos ingresos, produciendo investigación comparativa, creando capacidades y construyendo agendas de investigación con países de contextos similares.

Estrategia

Estándares de investigación aplicada de alta calidad

Creemos que la ruta de la investigación hacia la política efectiva es larga. Antes de poder asistir a los hacedores de política, la investigación debe recolectar información, establecer hechos y, fundamentalmente, explicarlos utilizando los métodos más apropiados para el tipo de información con el que se cuenta y el problema al que se enfrenta. Como en la mayoría de los países en desarrollo, la investigación aplicada enfrenta severas restricciones en términos de acceso, tanto a la información confiable como a metodologías. Nosotros tratamos de superar estas restricciones recurriendo a la recopilación cuidadosa de datos y capacitando continuamente a todos nuestros jóvenes investigadores. Solamente después de reunir los hechos y explicarlos, es posible identificar el problema y las posibles políticas encaminadas a solucionarlo. Aún más importante, es necesaria la identificación del alcance, impacto, costo, efectividad y efectos adversos no planificados que componen cada alternativa de solución. Finalmente, conducimos evaluaciones de impacto evitando cualquier sesgo y basadas en información de políticas presentes y pasadas que contribuyen con lecciones sobre nuestros logros y errores.

Promoviendo la formulación de políticas públicas basadas en evidencia

Creemos que la política es efectiva cuando está basada en un entendimiento sólido de la realidad local y no sólo en principios de política, ideologías o conjeturas. Por tanto, nuestro intento por promover la formulación de política basada en evidencia parte de perseguir dicha evidencia evitando toda conclusión pre concebida, resultados sujetos a opiniones independientes y resultados compartidos - ya sean positivos o negativos - con el público. Estamos conscientes que los resultados de la investigación se convierten en conocimiento convencional de manera gradual, y que a largo plazo podrán contribuir a formar buenas decisiones en política pública. Para acelerar el proceso nos hemos propuesto proveer investigaciones que reflejen las necesidades específicas del país y creen una dinámica próspera de debate para informar e influir en las políticas nacionales. Procurando que la evidencia a partir de la investigación se transforme en la formulación de políticas efectivas, es decir que los resultados del proceso investigativo sean usados en el debate político, promoviendo así, el debate de mejores políticas públicas y más decisiones objetivas basadas en evidencia, para lo que nos apuntalan la difusión de la información y la comunicación de nuestras investigaciones a partir de reportes de consultoría, papers de trabajo y publicaciones formales, como nuestra principal estrategia de establecimiento de influencia por medio de la creación de redes y la construcción de una relación a largo plazo con actores políticos clave, sociedad civil y comunidad de donantes.